Todos hemos estado jugando UNO mal

Imagen vía Youtube

Algunos de los jugadores de juegos de mesa más aguerridos realmente aprecian UNO.  Con reglas como saltar, robar dos, robar cuatro e invertir, puede ser bastante despiadado para ser un juego de cartas  “familiar”, y eso a pesar del hecho de que la mayoría de la gente ni siquiera lo está jugando según las reglas oficiales.

En 1971, un barbero y aficionado a los juegos de cartas llamado Merle Robbins desarrolló el juego basado libremente en el OCHO LOCO. Lo jugó con amigos y familiares, que disfrutaron tanto que Robbins pensó en si podría comercializarlo fuera de su círculo social.

El resto de la familia Robbins (incluyendo su esposa, Marie, su hijo Ray y su nuera) estuvieron de acuerdo con él. Ahorraron cerca de $8000 dólares para pagar la primera impresión del juego, un total de 5000 copias salieron a la venta en la peluquería y en el Club local Kiwanis . El instinto de Robbins era correcto: fue un éxito, y boca a boca se extendió rápidamente.

En 1972, Robbins vendió los derechos al propietario de la sala fúnebre Robert Tezak en Joliet, Illinois, por $50,000 y una regalía de 10 centavos por mazo vendido. Tezak era un creyente tan firme en el producto que fundó International Games, Inc., solo para comercializar UNO.


¿Quieres desarrollar tu página Web, App
o generar contenido para tus redes sociales o tu blog?
Contáctanos y convierte tu negocio en una idea viral

O conoce todo lo que podemos hacer por ti en Guayaquil, Ecuador y el mundo dando click aquí.


Al principio, parecía que la empresa tendría que retirarse. Los distribuidores no estaban interesados, y las jugueterías no querían venderlo. Pero el boca a boca seguía siendo fuerte y en un lapso de tres o cuatro años, casi 40,000 personas escribieron a la compañía para preguntar dónde podían encontrar una copia de la nueva locura en los juegos de cartas.

Y en 1978, la empresa tuvo su gran oportunidad: K-Mart acordó poner UNO en sus tiendas a nivel nacional. Las ventas se dispararon: más de 100 millones de juegos de UNO se vendieron desde su invención en 1971, gracias en parte a la compra de la empresa en 1992 por parte de Mattel.

Pero a pesar de la popularidad del juego, la mayoría de nosotros no estamos jugando exactamente de la manera que el creador quería. Lo más probable es que sigas estas reglas: descartas las cartas en tu mano haciendo coincidir colores o números, y sigue las instrucciones en las cartas especiales. El primer jugador en descartar toda su mano gana. ¿Verdad? Incorrecto. Según Mattel, “El primer jugador que juega todas las cartas en su mano en cada ronda obtiene puntos por las cartas que sus oponentes tienen en su poder. El primer jugador en anotar 500 puntos gana el juego”.

¡Y hay más!

No sé ustedes, pero en ON seguiremos jugando como siempre e  ignoraremos todo el asunto de los puntos.


Vía mentalfloss.com

Deja tu comentario